El poder de la risa

Quizás tengas un mal día, semana, o incluso lleves meses o años con una situación complicada. Es sabio permitirse la expansión, dejar que fluyan aquellas emociones que tengas dentro: alegría, tristeza, rabia, enfado, apatía, euforia… Pero dentro de todas esas experiencias, de esas emociones…BUSCA UN MOMENTO PARA LA RISA.


¿Sabías que un niño se ríe una media de 300 veces al día, mientras que un adulto 25? Es probable que, al llegar a la edad adulta, con nuestras responsabilidades, compromisos, preocupaciones, vayamos destinando menos tiempo a estos “pequeños grandes momentos” que nos resultan tan beneficiosos.


A continuación, se reflejan algunos de los beneficios de la risa, una auténtica medicina natural:


Beneficios de la risa para la salud física:

  • Tus pulmones reciben más oxígeno

  • Estimula el corazón y los músculos

  • Mejora tu sistema inmunológico

  • Alivia el dolor

  • Reduce la tensión que acumulamos en ciertas partes de nuestro cuerpo, como la espalda, el cuello…

  • Contribuye a la pérdida de peso, pues una buena carcajada aumenta la frecuencia cardíaca, ejercitas los músculos del abdomen…

  • Rejuvenecimiento de le piel

  • Reduce el insomnio debido a su efecto relajante.

Beneficios psicológicos de la risa:

  • Ayuda a tener una actitud más positiva

  • Reduce el estrés y la ansiedad

  • Mejora el estado de ánimo

  • Aumenta la satisfacción personal

  • Fomenta la resiliencia

  • Aumenta la autoestima

  • Mejora las relaciones sociales


Además, cuando te ríes, y especialmente cuando lo haces a carcajadas, posteriormente experimentas una sensación subjetiva que podría ser la siguiente: una actitud más positiva, sensación de bienestar, ciertas molestias en los músculos abdominales y en la cara debido a las contracciones de los músculos, una ligera sensación de cansancio y relajación, cercanía con aquellas personas con las que se ha compartido la risa… te queda una sensación de estar a gusto.


Desde Cuidar a Quiénes Cuidan te animamos a dedicar tiempo a “tus pequeños momentos de risa”, a buscarlos. Puede ser a través de la visualización de un vídeo, escoger una película o serie de humor, juntarte con personas que te hagan reír o incluso reírte de ti mismo/a…


Por último, compartimos dos videos que pueden iniciarte en esta terapia sanadora. ¡Esperamos que te contagies con la risa!





95 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo