top of page
Publicar: Blog2_Post

La fuerza del grupo: Cuando conseguimos un cambio

Actualizado: 28 feb

Como sabéis, hace poco que hemos dado comienzo a la segunda edición de las sesiones grupales de Cuidar a quienes cuidan. Es por esto, que nos parece interesante trasladar en esta entrada la realidad que edición tras edición nos vamos encontrando en nuestros grupos. A menudo, las personas que comienzan las sesiones grupales llevan años cuidando a su familiar dependiente y presentan muchas características comunes en las necesidades y dificultades que plantean.


Lo más frecuente es que expresen sentimientos de soledad, culpa, enfado, apatía, así como sensación de indefensión ante el cuidado de su familiar, por lo que demandan herramientas para gestionar estas emociones.


De la misma manera, dicen sentirse habitualmente cansadas, nerviosas y con dificultades para dormir, presentando gran necesidad de desahogo emocional y de búsqueda de apoyos.


El día a día en el cuidado presenta situaciones complicadas, con comportamientos que no entienden del familiar al que atienden. También, en ocasiones, manifiestan un gran malestar ante la sensación de dependencia por el cuidado y frustración ante la falta de reconocimiento de su labor.


Por todo esto, las personas cuidadoras manifiestan, casi en la totalidad, la necesidad de identificar y gestionar sus emociones con el objetivo también de controlar su ansiedad, mejorar su autoestima o permitirse relacionarse con otras personas que están en una situación similar a la suya. Las sesiones grupales, se convierten también en un espacio en el que compartir sus experiencias y obtener información práctica sobre diversos temas relacionados con la mejora del cuidado y su autocuidado.

Ahora que estamos comenzando con una edición, nos gusta recordar cómo cuidadoras y cuidadoras de ediciones pasadas hablan de su paso por el programa. Os dejamos algunas de las frases de personas cuidadores que han podido beneficiarse de Cuidar a quienes cuidan, para si tú también eres una persona cuidadora conozcas la experiencia qué han tenido otras.

Estos son solo algunos ejemplos, en primera persona, de los beneficios que supone la terapia grupal y la intervención realizada desde Cuidar a quienes cuidan. Disponer de un espacio en el que sentirse escuchados, aprender y ampliar sus perspectivas es la vía necesaria para alcanzar esa catarsis que les permite poner límites, solicitar ayuda y valorar la importancia de su autocuidado.

525 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page